Noticias Uncategorized

Cositas que no sabéis de «Enséñame a dibujar sonrisas»

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Lo sé, llego un mes y medio tarde, pero es que juro que intento hacer tantas cosas que, al final, no hago ninguna. Lo bueno es que sois tan tan tan buenas personas que vais a perdonarme la tardanza, ¿verdad?

Me ha costado un poco escribir el post, porque sé que hay algunas cosas que olvido. Debí apuntarlas en su día pero estaba embarazada y, lo juro, las dos veces que he estado así mi nivel de concentración no ha sido mejor que el de una piedra, de modo que intentaré olvidarme lo menos posible.

¡Espero que os guste!

*La historia me llegó en la ducha, intentando mitigar las náuseas del embarazo de Alba. La escena del hospital apareció ante mí. Era tan surrealista, tan divertida que no podía esperar. No sabía si aquello sería un libro, pero tenía que escribirlo. Salí de la ducha a trompicones, me vestí y me puse delante del ordenador. Me acosté a la una de la madrugada riéndome sola. Supongo que ahí ya supe que venía algo especial.

*Siempre tuve claro que la portada sería una ilustración. Busqué en bancos de imágenes, pero no daba con nada que los retratara como yo quería. Al final, contraté a María Uve, una de mis ilustradoras favoritas y que ya me hizo en su día la ilustración de despedida de Sin Mar. Le conté de qué iba la novela y captó al instante la esencia de Gabriel y Carmen. Mucha gente, al ver la portada, me preguntó si él moría, porque salía en forma de sombra, pero no. Sale así porque, para mí, simboliza la forma en que la sostiene aun cuando ella no se da cuenta.

Resultado de imagen de enseñame a dibujar sonrisas

*Gabriel al principio se llamaba Manuel. Un día, en medio de un dialogo, Carmen lo llamó Gabriel. No sé por qué, pero de pronto encajó. Era Gabi. Gabriel.  Ya no le valía ningún otro nombre así que lo cambié.  Carmen se llama así por nada en especial y al mismo tiempo porque es un nombre típico en Málaga.

*Y aquí, una de las mayores curiosidades y que no todo el mundo ha pillado. Marco y Erin, protagonistas de “Tú tan refugio y yo tan a la deriva” (Sin Mar 5), aparecen en la novela. Él es el dueño del restaurante italiano donde Gabi recoge la cena una vez. Y ella es la dueña de la pastelería que hay justo enfrente. Esa en la que encargan la tarta de limón que sirve como detonante para que se unan. Y esa en la que su historia acaba…

Las fotos son solo porque nunca va mal echarles un ojo de vez en cuando jjijij

*Durante casi toda la novela, la idea fue entregarla a editorial. Sin embargo, antes de escribir el último capítulo y el epílogo decidí que no, que me la quedaba. No hubo una razón concreta y, al mismo tiempo, hubo muchas. Fue una decisión importante pero no me arrepiento.

*La ciudad de la novela, en mi cabeza, es dos a la vez. Málaga, porque no puedo evitarlo, y la ciudad en la que narro la vida de casi todos mis personajes. La ciudad de Sin Mar. La de Lía, de Mantendré las luces encendidas para ti, al principio. Esa que no tiene nombre y solo existe en mi cabeza.

Para mí, esta es la esencia de Gabriel y Carmen. Ahí están ellos. Sus caras son lo de menos.

*Los musos están seleccionados, pero, en mi cabeza, no son exactamente así, por eso en el tablón hay más fotos de musos sin cara que de los que elegí. Esto siempre pasa, pero con Carmen y Gabriel es aún más destacado. Son aproximados.

 

*Juani está inspirado en alguien que conocí hace muchos años.

*Es la novela que más he tardado en escribir. Todo el embarazo, prácticamente, porque estaba muy desconcentrada y demasiado emocional.

*El tema central de la novela es algo que quería escribir hace tiempo. Yo no sufrí bullying, pero me enfrenté a las mofas de más de uno, en mi caso, por tener un poco de sobrepeso (ahora veo fotos y pienso que ni siquiera era para tanto, pero los adolescentes… ya se sabe). No considero que sufriera acoso, ni mucho menos, pero sí sufrí por la baja autoestima y vi casos ajenos en los que algunas personas lo pasaron muy mal. Pienso que la novela, aunque sea romántica, debe involucrarse en ciertos temas. Que va bien hablar de ellos.

Y no se me ocurre más ahora mismo, la verdad, pero prometo que, si olvido algo importante, volveré y lo sumaré a la lista.

De momento os dejo desde aquí el enlace directo a Pinterest, por si queréis echar un ojo a las fotillos, y os deseo un gran gran gran viernes, familia.

Muchos besos.

 

Cherry Chic

 

Me llamo Lorena, aunque en los mundos de internet ya todos me conocen como Cherry Chic. Apasionada de los libros. Trabajo creando vidas y tejiendo historias.

Write A Comment