Mundo Cherry

Balance del año 2017

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

 

Acabo de dejar de teclear como una posesa el proyecto que verá la luz muy prontito y del que os hablaré nada más empezar el año, pero es que he recordado que al 2017 le quedan horas y yo aún no he hecho el balance porque soy, para según qué cosas, una dejada. Por eso y porque, cuando pienso en este año, siento que con un post no tendría suficiente.

Aun así, voy a intentar quedarme con lo mejor de este año tan increíble. El día de Reyes Magos, cuando aún disfrutaba de lo mucho que había gustado la historia de Oliver y Daniela (Mi canción más bonita), lancé al mundo «A la de tres: ¡Te quiero!». Julieta, Diego y el resto de personajes de Sin Mar llegaron para colarse en mi corazón y, por suerte, en el de much@s de vosotr@s.

¡Ni siquiera hace un año! En unos días será el primer aniversario y no puedo creerme todo lo que esta serie y estos chicos me han dado. La escribí en cuestión de un par de meses, seguí sin pararme a pensar, escribiendo lo que me nacía, y saqué en mayo «Y que te quedes». En noviembre fue el turno de «Tu maldita sonrisa» y ahora, mirando hacia atrás, lo único que tengo son palabras de agradecimiento para todos vosotros. He recibido muchísimos mensajes de lector@s contándome que, gracias a las risas y momentazos de Sin Mar, sus días malos son menos malos y los buenos, aún mejores. Personas enfermas, tristes, necesitadas de un momento de evasión o, simplemente, amantes de la lectura que me han contado las sensaciones que mis libros les han provocado, arrancándome alguna carcajada, varias lágrimas y muchos, muchos momentos de profundo agradecimiento, porque cada vez que me hacéis llegar vuestro cariño por las redes sociales o por privado, siento un chute de energía que me empuja a querer escribir más y más.

Del 2017 destaco las personas buenas que he conocido y que ya conocía pero se han encargado de mantenerse cerquita de mí, incluso cuando yo me encierro en mis mundos y cuesta sacarme de ellos.

Me quedo con el aprendizaje que la publicación me ha traído y con la seguridad de que esto no ha hecho más que empezar; aún queda mucho por hacer y, sobre todo, aprender, y solo espero que 2018 me permita hacerlo de la misma forma que este año que acaba.

También destacaría la forma en que las críticas buenas, regulares, malas e insultantes me han ayudado a cambiar. Por suerte estas últimas no han sido demasiados, pero las ha habido y, ay, cómo dolieron en su momento. Descubrí que este mundillo no está exento de suciedad y personas que disfrutan haciendo daño, sin embargo, agradezco a estas personas que se cruzaran en mi camino, porque me enseñaron que nada es perfecto y, aun así, debo disfrutar de las cosas buenas de escribir, que son muchas más que las malas, por suerte.

He aprendido que hay compañeras dispuestas a echar una mano de corazón. Personas de las que he aprendido y a las que espero seguir teniendo en mi vida mucho tiempo. He aprendido, sobre todo, a diferenciar entre una crítica mala constructiva, que pretende aportar algo que sirva al autor como empuje (y que agradezco profundamente) y una crítica que lo único que pretende es insultar y menospreciar. Estas también las agradezco, me han hecho un poquito más fuerte y eso siempre es bueno.

Ha sido un año de descubrir series que marcaron un antes y un después para mí y de las que os hablaré en algún post, seguro. También ha sido un año para leer. No lo he hecho tanto como me hubiese gustado, pero confío en que el 2018 venga cargado de libros.

Estoy segura de que me dejo un millón de cosas buenas que debería mencionar, pero es que las habéis vivido conmigo, así que no tiene mucho sentido alargar este post innecesariamente. Lo que sí quiero deciros, o más bien pediros, es que os quedéis por aquí, cerquita de mí a lo largo de este nuevo año (y todos los que están por venir) porque prometo trabajar duro a diario para que disfrutéis de mis nuevos libros y ser, cada día, un poquito mejor.

Este año conoceremos la historia de Amelia, de la que aún no puedo decir mucho, y leeremos la precuela de Sin Mar, de la que os hablaré en cuanto comience el año, la próxima semana, pero aparte de eso os sorprenderé con alguna cosita nueva, o eso espero.

¡No sabéis las ganas que tengo de poder ir soltando cositas!

De momento, os dejo con un abrazo enorme y el deseo ferviente de que viváis la salida del 2017 como un evento extraordinario, porque así entraréis en el 2018 con una gran sonrisa en los labios, y eso ya es indicativo de que las cosas irán bien el año que viene.

Un beso enorme y Feliz Año nuevo!

Me llamo Lorena, aunque en los mundos de internet ya todos me conocen como Cherry Chic. Apasionada de los libros. Trabajo creando vidas y tejiendo historias.

3 Comments

  1. Me encantó y vaya si seguiré estando por aquí !!! Hace unos cuatro días terminé mi canción más bonita y me enamoré aún más de tu forma de escribir,luego leí el post de visitas que no sabias de mi canción más bonita y me ilusione y desilusione por igual por que a mi si me hubiera gustado que escribieras mas acerca de ellos los hermanos Acosta que se sabe poco de Lorenzo, Martin y Diego en fin … ojalá algún día te animes ando loquera dy despertada por Amelia y ahora que sacarás precuela super curiosa de saber de que va esto!!! Y nada que pases un feliz fin de año y que el que inicia te traiga muchas alegrías imaginación y creatividad para seguir tejiendo historias !!! Besos a ti y tu familia feliz y próspero año nuevo!!!

  2. Igualmente para ti amore!!! Siempre cerquita tuya y por muchos buenos momentos más en el 2018!!! Un besazo enorme 😘😘

Write A Comment